Acuerdos.cl

Menú

Síguenos:

"La insularidad condiciona eventos sociales y físicos"

La condición de ser isla y archipiélago no puede ser reducida a un detalle que se incluye bajo el título de “contexto”. Los fenómenos, procesos y eventos que ocurren en islas y que las influye se pueden analizar desde un enfoque particular. Los estudios insulares, vistos como una perspectiva académica transdisciplinaria valida, están ganando cada vez mas auge dada la importancia, impacto y la forma como son afectadas las islas en el mundo, tanto ecológica como socialmente, por los fenómenos que conlleva la globalización.

“La insularidad es una variable interviniente que da forma y condiciona eventos sociales y físicos de manera diferenciada y claramente relevante” (Baldacchino, 2006:9).

Las islas del mundo tienen una evidente diversidad biológica y cultural producto de ser sistemas con características y comportamientos claros y que están rodeados por limites geográficos definidos e indiscutibles (Depraetere, 2008:21). El uso, abuso y cuidado de los diversos recursos en las islas son más visibles que en el continente.

A pesar de la riqueza ecológica y cultural que representan, predomina en la literatura académica la idea de que las islas tienen la característica esencial de ser vulnerables. Pero Campbell argumenta que la vulnerabilidad no es una característica esencial de las islas (Campbell, 2009). Si bien, las islas están más expuestas a desastres naturales y ecológicos, investigadores en las Islas del Pacifico han podido observar que el conocimiento tradicional que tienen sus habitantes ha sido históricamente clave para generar la resiliencia necesaria para afrontar las amenazas a que son expuestas (Campbell, 2009:91).

En nuestra experiencia en terreno, encontramos que hay familias donde el bienestar colectivo pasa por conocer y respetar la cultura y el medio ambiente, como una continuidad de vida. El “Aguita de Chaiguen”, encontrado en algunos hogares como factor protector de la vida de los mayores, nos habla del respeto por el agua que cae desde un barranco, situación que es tremendamente ecológica desde el aspecto relacional.

A su vez, muchas comunidades contemporáneas dentro de las islas unen conocimientos tradicionales y modernos para seleccionar apropiadamente los recursos que combinados aumentan su nivel de resiliencia (Campbell, 2009:95)

En su artículo sobre vulnerabilidades derivadas en las islas del mundo, Lewis argumenta que “la mejor manera de fortalecer la resiliencia (de las islas) es adaptando las estrategias tradicionales y sistemas de superación y/o de afrontamiento dentro de los programas de desarrollo cuyos objetivos son eliminar las causas de vulnerabilidad” (Lewis, 2009: 10).

En nuestra realidad insular, a través de conversaciones con personas de mas de 100 años de vida y con familias que mantienen cultivos y formas ancestrales de la cultura borde mar, queda en evidencia que estas estrategias cada día están en mayor fragilidad, producto de la no protección de estas prácticas a causa de la llegada de modelos monoculturales de desarrollo. Lo que nos debe poner en alerta, en tanto se trata de un tema de salud pública.

¿Es el puente el camino al desarrollo; o es el fortalecimiento participativo de la inversión de los recursos en modelos multiculturales que protejan la vida? Las principales causas de enfermedad y muerte de los que habitamos el archipielago están relacionadas con cambios profundos en la emocionalidad y estilos de vida ancestrales.