Acuerdos.cl

Menú

Síguenos:

"No es sólo un puente, es un proyecto país"

El Gobierno habría manifestado la necesidad de establecer una decisión clave sobre el Puente sobre el Chacao, proyecto injustamente descontinuado entre 2006 y 2008 y que, a partir de ese momento, está sujeto a estudios e información evaluativa. Es buen momento para reiterar afirmaciones efectuadas en la prensa por las respectivas máximas autoridades, para  que se consideren en la opción que Chile debe tomar en un sentido positivo.

1. No es “sólo un puente”, es la extensión de la Ruta 5 central del país en más de 200 kilómetros, por lo que es “proyecto país”, no es de esta región ni de Chiloé. Es ir resolviendo la conectividad de Chile, con un  proyecto cuya relevancia está a la altura del término de la Ruta 7, acción complementaria que Chile debe asumir urgentemente.-

2.-Existen estudios técnicos del mejor nivel y calidad, lo que se ha complementado con la tesis del “puente atirantado”.- Existen sólidas bases para los apoyos fundamentales y existe una estrategia de constructibilidad bien diseñada.

3.-El estudio financiero deben considerar los “factores de variabilidad” , especialmente el valor del acero, el que moviéndose dentro de cierto rango no debiese ofrecer una dificultad insalvable.

4.-Chile debe optar por esta inversión como “proyecto público”, licitando internacionalmente,  de modo muy riguroso su construcción.-Al superar la idea de una concesión tradicional, estamos ahorrando al menos la ganancia privada del operador.-Al asumir el Estado la obra, puede optar por usar recursos propios, acceder a créditos  significativamente más baratos que los de  un consorcio privado.

5.-Es clave que los usuarios futuros comprometan un pago de un “peaje público” (pórtico de entrada y salida) que sea equivalente al pago que actualmente efectúan por el servicio marítimo.- Ello hace que buena parte de la inversión  sea “sostenida por los usuarios.

6.-El Gobierno debe efectuar un análisis evaluativo del real proyecto de extensión del eje central del país, y que el  tiempo de uso del puente es muy  superior a los 40 años estimados. Una sólida construcción e impecable mantención, debería duplicar ese tiempo estimado, con todas las consecuencias sobre cifras de la evaluación financiera.  Eso y la importancia estratégica de esta obra, deberían ser suficientes para avanzar hacia la licitación en el tiempo venidero.

Columna autorizada y publicada en la web del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile (http://www.inap.uchile.cl/)