Acuerdos.cl

Menú

Síguenos:

file5085

Cecilia Flores

Nombre Proyecto:
Consejo Nacional Aymara de Mallkus y Tallas: Diálogo y lucha por los derechos indígenas
Lugar Proyecto:
Región de Tarapacá, Chile
Descripción Proyecto:

Cecilia Flores Carlos, dirigente social representante del pueblo Aymara.. Técnico en Prevención de riesgos, 47 años.

Frente a un contexto bastante inhóspito, que ha aquejado a lo largo de la historia de Chile la relación entre los pueblos originarios con los mismos chilenos y el Estado, surgen diversos actores que actúan como voceros y líderes representativos de comunidades, como en este caso el pueblo aymara, defendido enérgicamente por Cecilia Flores, quien ha surgido como dirigente social para hacer sentir las demandas y derechos de sus representados, utilizando la fuerza de sus raíces para afrontar los conflictos que afectan a las comunidades autóctonas en Chile .

¿De qué se trata su experiencia y labor como dirigente social?

Soy dirigente indígena pero también trabajo haciendo asesorías sobre el tema, mi labor es representar al pueblo aymara como contraparte ante gobierno y otros estamentos sociales en pro de los derechos de los pueblos indígenas, y en específico el del aymara.

Participo en diversas instancias, sobre todo incidiendo en la mejoría de la política pública, las materias más importantes son salud, educación y otras como derechos, que es lo que más trabajamos como organización.

¿Cómo comienza como dirigente indígena y cuál es su objetivo?

Mis inicios se generan en Pica, comuna desde donde provengo, como dirigente de una asociación indígena socio-cultural, de ahí accedí a ser consejera por mi comuna, eso hace 11 años.

Mi objetivo es aportar desde lo aprendido para avanzar dentro de la lucha por la causa indígena. Durante este periodo he aprendido mucho y la idea es poder verter ese conocimiento en acciones que sirvan a mi pueblo.

 ¿Cómo proyecta su futuro? 

Frente a lo personal, lo tengo definido, frente a lo dirigencial es dudoso porque los movimientos indígenas están vivos y eso hace que pasen muchas cosas, unas buenas y otras malas. Pero mientras pueda y me lo permitan, seguiré aportando en lo que pueda a la causa indígena.