Acuerdos.cl

Menú

Síguenos:

escuela ciudad de lyon

Sergio Segovia, Escuela Ciudad de Lyon

Nombre Proyecto:
Un proyecto Eco-Pedagógico
Lugar Proyecto:
Comuna de El Bosque, Región Metropolitana
Descripción Proyecto:

La escuela Ciudad de Lyon, ubicada en El Bosque, es pionera en educación ambiental. Está certificada con excelencia por el Sistema Nacional de Certificación Ambiental de Establecimientos Educaciones (SNCAE), y sus alumnos conocen a la perfección la lombricultura, el compostaje, la agricultura orgánica y el reciclaje. Sergio Segovia, si director, cuenta a continuación cómo trabajan día a día la gestión ambiental.

Por Ma. Jesús Velasco

Sergio Segovia, es un hombre entusiasta, apasionado por lo que hace y que pretende transmitir cultura ambiental a toda la comuna, quiere traspasar las fronteras de la escuela capacitando a la mayoría de personas posibles para evitar que el lugar se convierta en un micro basural. Hoy es el director de la escuela Ciudad de Lyon, de la comuna de El Bosque, y junto a los apoderados busca enfocar a los alumnos hacia un modelo de educación integral.

“Tenemos un índice de 89,23% de niños con vulnerabilidad, por ello debemos preocuparnos de mejorar la calidad de educación, equidad y compromiso con el medio ambiente, consigna que convertimos en nuestra misión de establecimiento”, dice.

¿Cómo surge el tema de la educación ambiental en la escuela?

El tema surge hace 2 años y medio y es una experiencia que traigo de la escuela Salvador Allende, donde yo era profesor y logramos instaurar un programa ecológico, bastante completo, que consistía en tener lombriculturas, compostaje, cultivos hidropónicos y una plaza que era un centro de motivación para entrar a trabajar al huerto porque yo soy un convencido de que cualquier escuela puede tener un huerto. Hace 3 años que soy director de la escuela Ciudad de Lyon, y debido al buen resultado del proyecto eco pedagógico en la escuela Salvador Allende, decidí instaurarlo acá para crear cultura ambiental.

¿De qué forma trabajan la educación medio ambiental?

Los huertos, por ejemplo, tienen intención, nosotros intervinimos el proyecto educativo de la escuela y cambiamos la misión y visión para que los profesores trabajen el tema en las distintas asignaturas.

¿Cree usted que los alumnos aprecian más el recinto escolar?

Sí porque nosotros tenemos una escuela distinta, con murales relacionados con el tema ambiental, acá siempre está limpio, encerado y hay 3 pizarras donde ponemos temas ambientales, actualmente tenemos la temática del aire, suelo y agua, hay muchos huertos, como el hidropónico, medicinal y hortícola. Además de compostaje y reciclaje.

¿Cómo se logra captar la atención de los alumnos?

Ocupamos todas las instancias que nos entrega el programa normal, los niños tiene clases de huerto, capacitaciones que consisten en saber de las áreas que tenemos, sobre todas las cosas que hay, primero capacitamos a la unidad educativa y también a nuestras capacitaciones han llegado hasta 100 apoderados de una sola vez, no sólo le enseñamos a personas de acá, sino a todas las unidades sociales de la municipalidad, muchas personas asisten a las capacitaciones.

¿Cómo se vivió el proceso de certificación del SNCAE y cuándo lo hicieron?

El 2008 nos certificamos en el nivel medio y este año en el de excelencia. Es un proceso largo cuando se comienza con el proyecto porque acá no existía cultura ambiental, había que lograr insertarlo y eso cuesta mucho, hay que tener liderazgo porque significaba sensibilizar a todos en el tema y para ello mostramos a profesores y alumnos un documental donde se mostró la experiencia de la escuela Salvador Allende, que salió en televisión y llevé a los profesores a la escuela para que vieran la experiencia, además realicé una clase capacitando a todos y luego les pregunté si nosotros éramos capaces de lograrlo.

¿Cómo es el trabajo junto con la comunidad?

Capacitamos a las personas del barrio y esta experiencia hace que los alumnos que viven en lugares donde no hay mucho espacio logren poner sus cultivos hidropónicos y también les enseñamos a hacer cultivos verticales, los que se hacen en botellas desechables, esto se transfiere a los hogares donde las mamás tienen un pequeño huerto de dónde sacan las cosas que utilizan a diario como el cilantro y, al mismo tiempo hemos hecho el trabajo de arborizar el barrio, contamos con un grupo de forjadores ambientales, los que lideran el proyecto a nivel de alumnos, son 50 niños, de todos los cursos. Hoy tuve reunión para potenciar el trabajo de ellos y arborizar todo el perímetro e instalar plantas con flores, para que nuestro alrededor no sea un micro basural, y si es un trabajo que surge de ellos se va a cuidar más.