Acuerdos.cl

Menú

Síguenos:

eligio-salamanca

Eligio Salamanca

Nombre:
Eligio Salamanca
Nombre Proyecto:
El mejor profesor de Chile
Lugar Proyecto:
Comunidad de Quelhue, a 10 km de Pucón, Chile
Descripción Proyecto:

Este 2016 Eligio Salamanca,  profesor y director de Enseñanza General Básica de la Escuela Quelhue, fue elegido como el mejor profesor de Chile, por lo que representó a nuestro país en el llamado “Nobel de la enseñanza”, The Global Teacher Prize.

Por Kathrine Larsen

¿Cómo partió el tema de la docencia para ti? ¿Podrías definir tu misión como docente?

Estudié en una escuela rural unidocente, con una sala de clases en donde estudiamos alumnos/as de 1º a 6º año básico. Era una Escuela instalada en un galpón ganadero habilitado por nuestros padres, con mobiliario también construido por ellos y el ejemplo de una profesora allí fue clave para mi vocación. Ahí aprendí a trabajar en grupos, a veces en equipo, ayudar a la profesora y a mis compañeros más pequeños a tomar lecciones, por ejemplo. Allí empecé a apreciar la importancia de un profesor para los estudiantes, principalmente si éstos se crían en ambientes alejados o aislados de la modernidad o de donde se conecta al conocimiento universal que condiciona las oportunidades de desarrollo integral.
Allí partió mi interés por la pedagogía y es por eso que quiero completar el ejemplo de aquella maestra y ayudar a otros niños a sobresalir en y de la marginación de sectores rurales vulnerables. Creo que ser profesor significa ser ese ejemplo de felicidad y realización plena para acompañar, guiar y compartir aprendizajes (conductuales, actitudinales y procedimentales) con otros, especialmente niños y jóvenes, para que ellos también puedan construir y aprender a ir desarrollando un proyecto de vida que les permita lograr su felicidad y autorrealización plena.
Llevas 28 años trabajando en la Escuela Quelhue.

¿Qué ha sido lo más difícil y lo más desafiante de enseñar en una escuela rural donde la mayoría de los estudiantes son de origen mapuche?

Lo más difícil en una Escuela rural unidocente, ha sido adaptarse a un sistema educacional centralizado, creado más bien para una Escuela con cursos simples, con más profesores, administrativos y asistentes de la educación, en donde las diversas tareas y funciones se pueden distribuir.
En la Escuela nuestra, la jornada laboral es muy intensa y a menudo, las tareas administrativas se extienden a la jornada de descanso en el hogar. Si a esto sumamos la alta matrícula de alumnos mapuche, junto a lo anterior, ha obligado a contextualizar el currículum y adoptar medidas para asegurar la cobertura curricular; para optimizar el tiempo pedagógico; para enriquecer la oferta educativa y para atender la diversidad de ritmos y estilos de aprendizaje tanto en el aula como en su exterior. Por tanto acá es necesario vincular contenidos curriculares entre asignaturas; priorizar contenidos, integrar contenidos curriculares a procesos pedagógicos; buscar redes de apoyo, etc.

¿Cuál es tu método de enseñanza? ¿Cuáles son las actividades que realizan en la escuela?

El Proyecto Educativo de la Escuela se concretiza a través del Programa de Estudios, más 4 pilares y un eje transversal que permite armar la estructura educativa:

Pilares
1. Invernadero Escolar, para la práctica de aprendizajes curriculares abordados en el aula.
2. Ruca Mapuche Escolar para potenciar la Identidad y Diversidad Cultural, a través del We Tripantu, encuentros culturales, clases de Lengua Indígena, celebraciones, visitas, etc.
3. Proyecto de Educación Ambiental, como potencia educativa.
4. Talleres y actividades culturales, para el desarrollo más integral de estudiantes.
5. Eje transversal: Proyecto de Integración Escolar, P.I.E: para apoyar a estudiantes con Necesidades Educativas Especiales.

El método, entonces, si se puede llamar así, es permitir a los estudiantes practicar la mayor cantidad de aprendizajes abordados en el aula. Desarrollamos estrategias didácticas aplicando contenidos curriculares en invernadero escolar.

En ocasiones se trabaja en grupos, incluyendo alumnos de diferentes cursos o niveles; yo les guío en la distribución de roles y funciones para asegurar el cumplimiento de la cobertura y evaluación curricular. A veces también, luego de digitalizar los distintos textos en computadores, utilizamos esos mismos para crear fichas de comprensión lectora para otros compañeros del curso. Asimismo, letreamos el entorno; integramos a padres y su cultura con lecturas en la ruca escolar o en la celebración del we tripantu; producimos libros con los mejores textos auténticos que van produciendo los niños en las clases; hacemos giras educativas guiadas a centros productivos, nos acreditamos en Excelencia en Educación Ambiental SNCAE.
En el aula, también tenemos un Cuadro de 13 Responsabilidades. La más importante es la de Capataz, jefe del equipo y única que los alumnos, mediante votación democrática, eligen. Este a su vez elige a sus compañeros que desempeñan las demás funciones durante una semana. Por ejemplo: Regar cultivos e invernadero escolar; publicar el Menú del PAE; administrar los cepillos de dientes; administrar los computadores; encargado de incentivar el uso de la Biblioteca de Aula; encargado de deportes, encargado de disciplina en recreos, etc. Al iniciar la semana, en la hora de Orientación, auto evalúan y co-evalúan su desempeño y se repite el ciclo. Esto incentiva la participación, el trabajo en equipo, la responsabilidad, la autocrítica, liderazgo, etc.

¿A partir de tu experiencia, como se debería incorporar la educación ambiental en el curriculum escolar?

La Educación Ambiental debiera estar implícita en todo el currículum escolar, porque el Medio Ambiente es un buen núcleo, a partir del cual se pueden generar múltiples tipos de aprendizajes. Existen grandes problemas que la humanidad está enfrentando y que deberá hacerse cargo de resolver tienen que ver con él. Entonces conviene pensar si la educación está preparando a los estudiantes para revertir la contaminación del aire, la escasez de agua o el calentamiento global o más bien, si sigue educándolos como si viviéramos en el siglo XX o XIX, preocupados de que dominen un gran cúmulo de conocimientos que luego evidencien haber aprendido.

Yo creo que la única manera de incorporar la Educación Ambiental es otorgando un sentido más pragmático a la Educación y para ello, algunos ejemplos:

He ido cambiando algunos conceptos y vivencias en los niños. Así que las plantas ya no son sólo eso, sino “fabricas de oxígeno”, indispensables para contribuir en la rebaja de los niveles de CO2 y la creación de aire puro; un paliativo al calentamiento global, pero más significativo, mientras más masivo sea.

Cuando aprendemos sobre el sistema respiratorio, partimos de la importancia de las plantas, puesto que gracias a ellas, podemos respirar. Sin ellas no existiría oxígeno y sin ellas, el aire estaría más recargado de CO2.

La Educación Ambiental permite, además, desarrollar un proceso educativo más holístico, más integral.

Finalmente, la Convivencia Escolar, es también un Problema Medioambiental. Cuando dos niños entran en conflicto y dicen, por ejemplo: “Yo no quiero compartir más con él o ella”, les pregunto: ¿Y cómo piensas hacer eso, si cuando respiras, estás inspirando parte del aire que tu compañero/a expira; que es aire contaminado, pero no puedes evitar absorberlo?

¿Qué ha significado para ti (y tus alumnos) ser elegido como el mejor profesor de Chile?

Este premio, sin duda ha significado una gran satisfacción personal y profesional, porque valida la constancia, la convicción y la consecuencia de un Proyecto Educativo, que busca una educación más pragmática y contextualizada, que genere competencias desde la vida y para la vida desde una mirada más holística e integral, como ella es. Por ejemplo tenemos problemas medioambientales, como el calentamiento global y por ende, es necesario que nuestros estudiantes no sólo conozcan el problema, sino que, desarrollen actitudes de cuidado del medio ambiente y que creen y apliquen soluciones tales como cultivar plantas, que para ellos son “fábricas de oxígeno”. Por otra parte, este premio significa e implica también una extraordinaria responsabilidad. Hay que estar a la altura de este premio. Y eso significa, continuar sosteniendo, mejorando y difundiendo esta metodología pedagógica que sin duda, debe ir más allá de la sala de clases. Este premio significa una herramienta, un ejemplo poderoso para demostrar a mis alumnos, a los apoderados y a mis colegas, que lo que siempre he dicho con palabras, que sí se puede, cuando uno quiere alcanzar metas altas; ahora tengo una prueba concreta para demostrarlo y eso es importante, porque es el ejemplo el mejor medio con el cual los profesores podemos enseñar.

¿Cuáles son tus planes/sueños para el futuro para Escuela Quelhue?

Hace unos años, con los niños hicimos un concurso interno para crear un logo y eslogan para nuestra Escuela. Surgieron varios y comenzamos a utilizar algunos. Sin embargo, uno de los que más nos gustó es: “Escuela Quelhue: El Norte de la Educación en Pucón”. Ese eslogan me ha hecho mucho sentido, ya que nuestro Proyecto Educativo, se va consolidando en los sellos de Educación Ambiental, Inclusiva y Personalizada y en una metodología de enseñanza que son indispensables para cambiar el enfoque de la educación tradicional hacia la educación que debe proyectarse al futuro. Tengo la firme convicción de que ésta es la concepción de educación que Pucón y que muchas zonas del planeta necesitan. Así como no puede concebirse la educación sin el ser humano, tampoco yo imagino la educación sin el medioambiente. Porque el humano es inherente al Medio Ambiente.
Por tanto mi sueño es que la Escuela Quelhue, sea un referente importante en la Educación chilena; un modelo de Educación integral. Eso a mediano y largo plazo.
En lo inmediato, seguir trabajando, consciente de la responsabilidad de este reconocimiento; inspirar a muchos re educarnos para educar.
A los apoderados, administrativos, sostenedores de educación, les estoy repitiendo con más fuerzas, que no desperdicien su importante rol de educadores que ellos tienen. Que no pierdan de vista el fin de la Educación que no son números ni productos, sino personas.
A mis colegas, les digo lo que pienso: que el verdadero profesor no debiera sentirse siempre quien enseña, sino más bien el que aprende y comparte lo que aprende.
A los estudiantes, decirles que hay que luchar por ideales. Los ideales son cosas, ideas, metas que no existen. Hay que cuidarse de pensar y auto convencerse que los ideales están demasiado lejos, porque esos son los menos. Yo les digo que hay ideales que se logran de repente; otros, paso a paso y otros que tal vez la vida no nos dure para alcanzarlos. Entonces, los ideales no son todos tan grandiosos ni tan abstractos como para no alcanzarlos nunca. De pequeños ideales, la vida se hace un ideal para lograr la felicidad plena.

Facebook: https://www.facebook.com/escuela.quelhue/