Acuerdos.cl

Menú

Síguenos:

giovanni embajador rec

Giovanni Capodiferro

Nombre:
Giovanni Capodiferro
Nombre Proyecto:
Embajadores del Reciclaje: Hacía una nueva relación con nuestro planeta
Lugar Proyecto:
Comuna de Providencia, Santiago, RM.
Descripción Proyecto:

Junto a su compañera,  Maria Elise Ducimetiere, este cientista político y habitante de Providencia, apuesta por cambiar -desde el reciclaje domiciliario-, el paradigma de nuestra relación con nuestro planeta y con sus recursos naturales. Se trata a su juicio de crear “una cultura urbana” de reducción de la basura que generamos.

¿Cómo y en qué fecha surge la iniciativa de los embajadores del reciclaje?

La idea del crear a los Embajadores del Reciclaje surgió en el principio del año 2014, cuando junto a Maria Elise Ducimetiere asistimos a un encuentro sobre el reciclaje organizado por la municipalidad de Providencia para los vecinos. Queríamos saber más sobre el tema, cómo participar al reciclaje desde nuestros departamentos y nos enteramos de que existían instituciones de beneficencia (como Cenfa, Codeff y Fundación San José) que entregaban contenedores para separar vidrio, papel o plástico y luego retiraban, todo absolutamente sin costo para la comunidad.

Nosotros ya habíamos observado los movimientos de los camiones de las fundaciones en las calles vecinas, pero fue para nosotros una gran sorpresa de saber que este servicio estaba funcionando hace tiempo y respaldado por la Municipalidad. Aún más fue sorpresa el darnos cuenta que muy pocos vecinos de la comuna conocían esta estupenda oportunidad.

De ahí decidimos crear una iniciativa ciudadana para informar a los vecinos, logrando así que más vecinos separaran los residuos para su futuro reciclaje.

¿Qué los impulsó a llevar a cabo este proyecto?

Los dos siempre hemos sidos sensibles y interesados en tema de reciclaje y de cuidado del  medioambiete en general  y estamos convencidos que es muy urgente cambiar el paradigma de nuestra relación con nuestro planeta y con sus recursos naturales.

Al mismo tiempo, somos conscientes que no es posible solo esperar que las instituciones actúen y empujen este cambio, creemos que es muy importante el rol de cada ciudadano. Cada uno puede llegar a ser un motor de cambios.

El proyecto entonces nació, por un lado, para aumentar el porcentaje de residuos reciclados en la comuna, y por el otro, para demostrar que si queremos y nos esforzamos, como ciudadanos  podemos “empoderarnos” y hacer cosas concretas con resultados que hacen la diferencia.

¿Cuál es su situación actual, es decir, con cuántos edificios y condominios trabajan?

El proyecto ha avanzado lentamente. Sobre todo al principio, cuando no teníamos claro como desarrollarlo; nos ha costado crear una red de apoyo y entender cómo llegar a las personas que podrían ser embajadores.

Con el tiempo las cosas han mejorado, hemos adquirido mas confianza y capacidad, nos hemos hechos conocidos y hemos tenido el apoyo de la municipalidad de Providencia, que desde el principio nos ha ayudado, y también de organizaciones como la ONG Yo Reciclo y Fundación Casa de la Paz que recientemente destacó nuestra labor en una de sus campañas.

Estos apoyos son muy importantes sobre todo para seguir con el proyecto a lo largo del tiempo. Las iniciativas ciudadanas voluntarias como “Embajadores del Reciclaje” dependen solamente de la voluntad y de la fuerza de motivación y convicción de los iniciadores para funcionar y tomar vuelo. La red de apoyo ha sido fundamental por ejemplo en los momentos de incertidumbre y desconfianza.

Actualmente tenemos 10 embajadores con 10 edificios reciclando uno o más tipos de materiales.

¿Cuales son sus objetivos?

Nuestro objetivo consiste en participar y ser, a nuestra escala, uno de los motores del cambio cultural iniciado hace varios años en Chile hacía una sistematización del reciclaje.

Hoy existen industrias y tecnología en Chile para reciclar el vidrio, las botellas de plástico, el papel y cartón; las inversiones ya se hicieron y las plantas están funcionando. Falta crear credibilidad en el reciclaje y hacer que la segregación en origen por parte del generador no sea algo especial, sino más bien algo normal, una costumbre, para no decir una evidencia.

Queremos informar, comunicar, sensibilizar para que los vecinos participen en las iniciativas ciudadanas como la nuestra, queremos encontrar los vecinos para los cuales la participación ciudadana tiene sentido, estos héroes del cotidiano que están dispuestos a dar de su tiempo y de su energía a cambio de la satisfacción de aportar al grupo, a los vecinos. A ellos queremos incentivarlos que sean “Embajadores del Reciclaje” para su comunidad inmediata.

Queremos participar, juntos a los otros actores, a la creación de una cultura urbana del reciclaje y de reducción de la basura que generamos.

Es muy importante empezar a dar el ejemplo a lo mas pequeños para que, cuando grandes, no se pregunten si y porque reciclar si no que lo hagan automáticamente.

¿Qué metas se trazan para este 2015?

Todos los proyectos tienen un periodo de “incubacion” en que se concretizan  y se materializan. Después puede ocurrir un “switch” y de repente el proyecto empieza a crecer.

Las metas para el 2015 entonces son afirmar el proyecto, mejorarlo y ampliarlo: Queremos llegar a más gente,  involucrar más embajadores y trabajar en las otras comunas.  Ya estamos en esto desde varios meses!

Otra meta es empezar a trabajar con los recolectores de base, para lograr con ellos organizar los retiros en las comunas donde las instituciones mencionadas no trabajan y de los materiales que las mismas no retiran, como Tetra Pak, latas etc.

Finalmente, como nos hemos dado cuenta que para realizar el proyecto de “Embajadores del Reciclaje” es importante disponer de mucho tiempo, para difundir, organizar, coordinar y hacer seguimiento a los embajadores, para lograr resultados y que la red de embajadores activos y comprometidos sea una realidad, hemos pensado que es necesario adquirir personalidad jurídica para poder postular en el futuro a fondos públicos/privados que nos permitan desarrollar un trabajo profesional y a tiempo completo.