Acuerdos.cl

Menú

Síguenos:

IMG_1662

Sergio “Huaso” Poblete

Nombre:
Sergio "Huaso" Poblete
Nombre Proyecto:
El medio ambiente y la eficiencia energética como fórmulas de reinserción social
Lugar Proyecto:
Cárcel de Colina II
Descripción Proyecto:

Desde el modulo 5 de penal de Colina II, el Huaso sobresale como un comprometido agricultor y ambientalista.  “Se siente una alegría muy grande al ayudar a que haya más conciencia de los problemas ambientales. Este un tema de todos más allá de que estemos privados de libertad”, afirma.

“¡Llegó el taller de eficiencia energética, llegó el taller de eficiencia energética!”, con estos gritos los internos que habitan el modulo 5 de la cárcel de Colina II, avisan del ingreso de Marcelo Blondet para una nueva clase del proyecto “Colina II, primer centro Penitenciario con Modelo de Gestión Ambiental”, ejecutado por Fundación Casa de La Paz  con financiamiento del Fondo de Protección Ambiental (FPA), del Ministerio del Medio Ambiente y el apoyo del Programa Colina 2.ZERO de Gerdarmería.

Pese al frío otoñal, los internos rápidamente se reúnen en el patio interior y entre quienes llegan a terminar sus ollas brujas o revisar los huertos y lombriceras sobresale Sergio Poblete, más conocido por todos como el “Huaso”. Este hombre de 45 años es uno de los líderes de este modulo y también un comprometido agricultor y ambientalista.

“Acá llevamos seis años interesados y metidos en el tema medioambiental. Por mi origen campesino, he sido uno de los gestores de esta idea junto a varios compañeros la mayoría de los cuales ya salieron beneficiados con la libertad, permisos diarios o sabatinos”, explica.

Y luego se apura a detallar que el interés por el medio ambiente se inició en “un espacio chiquitito en el que juntábamos botellas plásticas a partir de la basura del mismo modulo; después al ver que en rincones húmedos o donde caía agua, empezaban a crecer plantas, comenzó el interés por la jardinería, entonces empezamos hacer maceteros con las mismas botellas”.

El Huaso no deja de recordar como la asistente social de gendarmería y encargada del Programa Colina 2.ZERO, Claudia Caroca, apoyó la llegada de los profesionales de Casa de la Paz, quienes a partir de 2014 les han ofrecido talleres prácticos de eficiencia energética e hídrica, creación de huertos o reciclaje, en los que tal como él mismo subraya,  “aprendemos haciendo”.

¿Cómo avanzan y comparten los conocimientos adquiridos? Sergio señala que “yo les enseño a todos los que llegan con ganas de trabajar y conocer cosas nuevas. Acá a nadie se le obliga, la misma gente se entusiasma al vernos trabajar, por ejemplo en reciclaje, porque aquí ya no se acopia nada, todo lo que sobra se ocupa: la basura se hace compost, si tienes una botella, la juntas con otras, las lavas y haces una escoba y lo que queda de ese trabajo también lo usamos para construir los huertos verticales”.

“Yo estoy aquí desde el año 98 y ya estamos a 2015, he visto de todo aquí dentro” dice y agrega que “desde que tenemos estos cursos y opciones de trabajo ha bajado mucho el nivel de violencia en el modulo, ya no hay batallas campales ni muertos. La gente ya no anda alterada, al contrario, los internos se meten a los talleres y dejan de pensar maldades o en la realidad dura que los rodea. Aparte se siente una alegría muy grande al ayudar a que haya más conciencia de los problemas ambientales. Este un tema de todos más allá de que estemos privados de libertad, va en cada uno hacerse cargo de un problema del que todos somos en parte culpables”, afirma con seriedad Poblete, dejando en claro cómo este Modelo de Gestión Ambiental ha mejorado sus vidas, generando además un verdadero compromiso de los internos con el planeta.

IMG_1679

Un oficio y la libertad

Mientras recorre el pequeño huerto y el taller de reciclaje, lleno de plantas, hierbas medicinales y maceteros creados con botellas y plásticos, el Huaso, aprovecha de entregarle a un joven interno algunas hierbas que pide para cicatrizar una herida.  Relata entonces cómo los talleres que han realizado a lo largo de los últimos dos años, también les abren la opción de acceder a un oficio. “De acá ya se ha ido gente con manejo de técnicas como la lombricultura, huertos, reciclaje o listos para armar deshidratadores y ollas brujas. Es muy satisfactorio cuando uno ve que estos conocimientos salen a la calle, con quienes recuperan la libertad y ahora saben trabajar en un oficio”, apunta.

Sergio Poblete, también destaca que el modulo 5, que cuenta con cerca de 200 habitantes, se ha preocupado de crear conciencia en torno a la sequía y la necesidad de cuidar el agua, gracias a que han aprendido a arreglar las llaves. “Nosotros llamamos a esta zona el Ecomodulo y ya queremos que esto se expanda a nuestros vecinos, por ejemplo, en el modulo 3 ya están haciendo ecoladrillos sacando ideas de la formación que hemos recibido acá en el 5”, afirma orgulloso.

¿Y tu cómo te proyectas? El Huaso responde, “me quedan solo dos años y algo de pena, con lo que me han enseñado en este cambio de mentalidad, saldré a trabajar la tierra y a seguir compartiendo lo que he aprendido”.