Acuerdos.cl

Menú

Síguenos:

Arca de Hielo: ¿Un último recurso contra la extinción?

8 de Noviembre, 2010 – Recientemente se presentó una propuesta de la Universidad de Nottingham, Inglaterra, que busca guardar muestras de ADN de animales en peligro de extinción. El proyecto de conservación constituye un paso previo a la clonación.
Dadas las condiciones que está sufriendo el planeta tierra, donde la naturaleza y la biodiversidad se encuentran cada vez más amenazadas por el hombre y el calentamiento global, en los últimos meses científicos e investigadores han desarrollado diferentes métodos para preservar a las especies que aún existen: tal es el caso del “Arca de Noé”, una bóveda noruega para resguardar plantas de todo el mundo, y del Centro Nacional de Recursos Genéticos, dado a conocer hace pocos días en México y en donde se pretende conservar material genético agrícola, forestal, acuático, pecuario y microbiano.
Imagen de tufotoguia en tuverde.comEn esta sintonía, la semana pasada se dio a conocer la iniciativa “Arca de Hielo”. Se trata de una propuesta de la Universidad de Nottingham, Inglaterra, donde el objetivo es guardar muestras de ADN de animales en peligro de extinción para, en caso de fracasar otros planes destinados para su conservación, poder volver a crearlos a partir de este recurso.
A pesar de que el fin último de la propuesta es hacer perdurar la existencia de ciertas especies que están en peligro, no deja de ser polémica por el hecho de que se trataría, en definitiva, de clonaciones.
De acuerdo a los científicos que llevan a cabo la iniciativa, llegar a la clonación sería un caso extremo y sólo se acudiría a la misma como un Plan B, es decir, cuando todos los otros esfuerzos de conservación hayan fracasado.
Según Nick Masters, uno de los veterinarios investigadores citado por BBC Mundo, “Estamos perdiendo especies a un ritmo muy veloz, por eso debemos preservar al menos el material genético, que ha demorado millones y millones de años en evolucionar”.
En este sentido, los últimos trabajos estuvieron enfocados en tomar muestras de ADN del oso malayo, una de las especies que hoy se encuentra en peligro. Asimismo, científicos especializados creen que esta tecnología podría ser la última esperanza para preservar al rinoceronte.
A pesar de las críticas, vinculadas a una cuestión ética, técnica y económica, para los expertos hoy es tiempo de tomar las muestras y así hacer que esta alternativa pueda ser viable en un futuro.
Paula Rizzi