Acuerdos.cl

Menú

Síguenos:

Crisis por lodo contaminado en Hungría estaría bajo control

8 de Octubre, 2010 – Según el Gobierno local,el vertido de “barro rojo” estaría controlado. Sin embargo, Greenpeace calcula que se necesitarán años antes de que las hectáreas afectadas puedan volver a ser utilizadas para el cultivo.

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, aseguró hoy que la crisis desencadenada por el grave vertido de lodo rojo contaminante por una fábrica de aluminio en el oeste del país está bajo control, mientras Greenpeace denunció los altos riesgos de contaminación y la gestión del gobierno.

“Estamos luchando por reducir la amenaza para el medio ambiente y logramos tomar el control de la situación en el río Danubio”, declaró Orban en Sofía tras reunirse con su homólogo búlgaro, Bojko Borissov, que ofreció su ayuda para paliar las consecuencias de la catástrofe.

Imagen de Reuters en elcomercio.com

Poco antes, una agencia medioambiental local había informado que los residuos tóxicos comenzaron a disolverse en aguas del Danubio, desactivando el riesgo de contaminación de una de las vías fluviales más importantes de Europa.

Las muestras de ph recogidas esta mañana en la desembocadura del río Raba al Danubio, a la altura de la localidad de Gonyu, eran de entre 8,4 y 8,3 en los distintos brazos del río a su paso por el condado de Gyor-Moson-Sopron.

El nivel de ph en el agua es una escala de acidez o alcalinidad que va de 0 a 14 y mide una u otra propiedad. El valor 7 supone la neutralidad, mientras que más allá de 8,5 la calidad del agua es mortal.

Un hombre de 81 años murió hoy a consecuencia de las graves quemaduras sufridas en el 70 por ciento de su cuerpo, informó la agencia de noticias húngara MTI. Se trata de la quinta víctima mortal dejada por del vertido.

En el lodo se ahogaron cuatro personas el pasado lunes en la localidad de Kolontar, mientras unas 150 resultaron heridas. En tanto, las casas quedaron sepultadas por el barro rojo, un residuo tóxico corrosivo proveniente del aluminio que producía la empresa MAL.

Pese a los mensajes tranquilizadores por parte del gobierno, la organización medioambiental Greenpeace advirtió que el lodo tóxico contiene altos niveles de arsénico y mercurio, que representan un riesgo a largo plazo para el ecosistema y el agua potable.

Análisis en un canal en Kolontar mostraron niveles de arsénico 25 veces superior a lo permitido en el agua potable. El mercurio y el arsenio pueden dañar el sistema nervioso y otros órganos.

El ramo regional de Greenpeace acusó al gobierno de ocultar los análisis sobre la toxicidad, a los que tuvo acceso un día después del vertido y no alertar a los equipos de rescate de la naturaleza agresiva del químico alcalino, denunció en una rueda de prensa en Viena.”Dejaron que la gente trabajara con las manos sin cubrir”.

La catástrofe se desencadenó el lunes, tras la ruptura de una presa, e inundó cinco localidades del oeste de Hungría. Por las aguas del Marcal fluyó la contaminación hasta el Raba, llegando al Danubio.

Greenpeace calcula que se necesitarán años antes de que las alrededor de 40.000 hectáreas afectadas puedan volver a ser utilizadas para el cultivo. Además, advirtió que el viento podría llevar la toxicidad a la vecina Austria.

Hoy continuaron las labores de limpieza de la zona con la llegada de más personal, mientras expertos húngaros y serbios toman muestras del agua del Danubio en su punto de entrada a Serbia.

El Comercio.com