Acuerdos.cl

Menú

Síguenos:

Fácil y bonito: 8 datos para ahorrar energía en invierno

Protecting your houseLa época más helada de otoño e invierno es el tiempo donde más energía se gasta en los hogares, especialmente por el uso de calefacción o de iluminación ante la menor duración de las horas de luz natural. Esta situación se refleja claramente mes a mes en las cuentas de electricidad o en la compra de combustible para la estufa, por ejemplo.

Sin embargo, es posible ahorrar  hasta un 30% de energía realizando simples ejercicios que permiten hacer un uso más eficiente de los recursos, tal como indica la Red de Expertos de Sodexo.

1.-  Aprovechar la luz natural al máximo posible, ya que esto nos permitirá ahorrar en iluminación y aprovechar el calor natural cuando el día lo permita.

2.- Si vas a pintar tu casa, considerar que los tonos claros en las paredes y en los techos permiten aprovechar mejor la luz natural y la artificial.

3.- El calor en invierno puede escaparse por los cristales de las ventanas, por debajo de las puertas, etc. De hecho, el 40% de las fugas se produce por estas vías. Por lo mismo, es recomendable mantener una adecuada aislación manteniendo las cortinas cerradas, las persianas abajo al atardecer y dejando las alfombras cerca de las puertas. También colocar ribetes y adhesivos en puertas y ventanas que lo necesiten. Con estas medidas se puede ahorrar entre un 5 y 10% de energía.

4.- Descongelar el freezer regularmente. La escarcha que se forma dentro incrementa en casi un 20% el consumo eléctrico de éste, por lo que es importante evitar su acumulación. También asegúrese que las puertas, tanto del freezer como del refrigerador, cierren herméticamente. Otro tips, subir un grado la temperatura del termostato, lo que puede reducir un 5% el ahorro de energía eléctrica de este artefacto.

5.- No dejar los aparatos eléctricos del hogar en “stand by”. El modo en espera puede suponer el 5% del consumo energético de una vivienda. Lo mejor es dejar varios aparatos enchufados en una misma zapatilla, lo que permite desenchufar de una vez todos los dispositivos que no se estén utilizando.

6.- Cambie sus ampolletas por unas de eficiencia energética, consumen hasta 80% menos que las tradicionales y duran 6 veces más. Por ejemplo, al cambiar una ampolleta tradicional de 100W por una eficiente de 20W (nivel A) se puede lograr el mismo nivel de iluminación, consumiendo la quinta parte de energía.

7.- Es recomendable apagar el piloto del calefont cada vez que no esté en uso, lo que permitirá disminuir considerablemente el consumo de este elemento. La llama piloto del gas puede consumir hasta 7 cilindros de 15 kg de gas en un año.

8.- Un uso eficiente de los recursos en general también permite ahorrar en energía: evita hervir más agua de la necesaria cuando cocine y hacerlo preferentemente con una olla a presión o con las ollas tapadas para que suba antes la temperatura; también procure no abrir la puerta del horno a cada rato mientras estés cocinando, ya que cada vez se pierde un 20% del calor; priorice las duchas rápidas antes que los baños de tina; use la lavadora en carga completa y con el programa más corto posible para un lavado apropiado.

Fuente: La Nación.