Acuerdos.cl

Menú

Síguenos:

Gobierno de Chile advierte sobre posible racionamiento energético

7 de febrero, 2011 – Apagones por sobrecarga en las redes eléctricas han despertado la alerta en el Ejecutivo. Esta semana se decidirá si es necesario adoptar la medida.

El bajo nivel de las aguas de los embalses que abastecen de energía hidroeléctrica a Chile sumado a niveles históricos de consumo eléctrico llevó al gobierno a advertir sobre un posible racionamiento, tras una serie de apagones en varias regiones por sobrecarga en las redes.

“Tuvimos un 2010 muy seco y la situación de los embalses es hoy día bastante deprimida, lo que hace prever que en la medida que tengamos un 2011 igualmente seco, podríamos llegar a tener el problema del suministro”, explicó este viernes el ministro de Energía, Laurence Golborne.

Golborne advirtió que, de no buscar soluciones a corto plazo “la situación de abastecimiento en la red podría volverse crítica”, principalmente entre los meses de junio y julio.

“La principal preocupación del presidente (Sebastián Piñera) es el análisis de la situación de suministro para mediados de este año, dada la situación hidrológica que el país está viviendo. Si no llueve y no se toman las medidas, efectivamente se puede producir la situación de que haya nuevos apagones”, añadió.

Apagones que se produjeron la madrugada del jueves en varias regiones del país y en algunas comunas de Santiago llevaron al gobierno a estudiar medidas para evitar que se repitan estos hechos a futuro.

Una de las medidas mencionadas por Golborne, es decretar el racionamiento de la electricidad, acción que fue tomada por última vez en 2008 bajo el gobierno de Michelle Bachelet para afrontar una sequía y la caída de los envíos de volúmenes de gas desde Argentina.

Una decisión al respecto se tomará la próxima semana luego de una inspección a los embalses que abastecen a las hidroeléctricas y revisar los problemas que la falta de lluvias ha causado al Sistema Interconectado Central (SIC) , la gran proveedora de electricidad del país, que trabaja a su máxima capacidad por la creciente demanda a principios de este año.

El SIC provee energía al 94% de la población -concentrada mayormente en la región central del país- a la industria y comercio y su matriz se compone de energía hidroeléctrica en 52,3%, termoeléctrica en 46% y eólica en 1,7%.

En el norte del país funciona el Sistema Interconectado del Norte Grande (SING) que entrega el 80% de su capacidad para el consumo de empresas mineras y sus operaciones, y un 5,8% va a la población, pero no se abastece de hidroeléctricas sino de termoeléctricas.

En total Chile es un país que se abastece en más de 40% de hidroeléctricas, según datos del ministerio de Energía. Con un potencial para nuevos proyectos, plantas de esta clase enfrentan seria oposición de parte de grupos ambientalistas en el sur del país.

Uno de los proyectos más sonados es el que debería erigirse en la austral Patagonia chilena y que incluye la instalación de cinco represas sobre los ríos Pascua y Baker, en zonas con aguas cristalinos y bosques casi vírgenes, lo que ha generado un fuerte rechazo en la opinión pública.

El problema de la energía es muy complejo para Chile: con una muy escasa producción de hidrocarburos, tiene sus tres vecinos ricos en gas pero dos de ellos -Perú y Bolivia- no se lo venden por razones políticas, y el tercero, Argentina, tiene recurrentes problemas de suministro. Por esa razón Chile importa gas licuado.

Una de las soluciones a largo plazo que el gobierno chileno estudia, es la energía nuclear y que si bien se encuentra en proceso de estudio, aún no contempla la construcción de centrales nucleares en los próximos 10 años, según señaló hace unos días el ministro Golborne.

El comercio.com