Acuerdos.cl

Menú

Síguenos:

Prototipos de autos solares están listos para competir

15 de abril, 2011 – Siete de los diez vehículos de la primera carrera de autos solares de Latinoamérica son construidos en universidades chilenas y debutarán en septiembre próximo.

Atacama Solar Challenge es la primera carrera de autos solares realizada en América Latina que aprovechará las favorables condiciones del norte chileno -radiaciones incomparables- como combustible.

Siete universidades chilenas ya están inscritas en el desafío y preparan sus prototipos para recorrer desde Iquique a Chañaral, entre el 30 de septiembre y el 2 de octubre de este año.

Ergón

Imagen de La Hora.cl

De origen griego, el nombre significa “dios padre de la energía” y según Rodrigo Pereira, capitán del equipo de la Universidad Federico Santa María (USM), tiene relación con lo que están desarrollando. “Más que utilizar los paneles solares, es la utilización óptima de la energía, para que la que tenemos nos alcance para todo”, explica.

Pretenden obtener experiencia en la carrera latinoamericana para después participar en 2013 en la mundial.

Apuestan por la innovación en los materiales, utilizando  uno desarrollado por un profesor de la universidad en la estructura, que le otorga más resistencia y menor peso. Pretenden alcanzar una velocidad promedio de 70 u 80km/h promedio y 124 a 130km/h máximo.

Construir el vehículo y viajar a Atacama les costará $70 millones y aunque ya han conseguido algunos auspicios, también habrá campañas internas. Si quiere ayudarlos contáctelos en ergon@alumnos.usm.cl.

Eolian 2

Es la segunda versión del auto creado por el equipo de la Universidad de Chile, que ya compitió en la carrera mundial de Australia en 2007 -donde llegaron en 14º lugar-, y que pretende participar por partida doble este año en la carrera latinoamericana y mundial.

Ignacio Polanco, capitán del equipo, cuenta que la nueva versión del vehículo pesa 100 kilos menos y con él pretenden alcanzar los 130 km/h, 85km/h promedio en la carrera mundial.

“Lo que nos motiva es aterrizar lo que nos da la universidad, llevar los conocimientos a la práctica, pero también hay una vocación ambientalista, a todos nos gusta la idea de un mundo más limpio”, dice.

El Eolian 2 pretende posicionar a la universidad como una de las instituciones líderes en investigación en energías renovables “y aplicaciones raras como es transportar gente con energía solar”, recalca Polanco.

Para competir en ambas carreras necesitan cerca de 230 millones de pesos, pues deben construir dos vehículos. Para conseguirlo están con la campaña “Adopta una celda”, cada una por $20.000. Si te interesa aportar entra en: www.eolian.cl/adopta-una-celda.

Alicanto

Bautizado así en honor a una leyenda que habla de un ave mitológica del desierto de Atacama, el Alicanto es el proyecto de los alumnos de la Universidad Católica de Valparaíso (PUCV). El equipo, que se encuentra buscando el financiamiento necesario para comenzar la construcción, necesita 70 millones para participar en la competencia de Atacama. “Hasta ahora tenemos el financiamiento básico, pero necesitamos darnos a conocer a la comunidad empresarial de la V región, que las empresas se comprometan. El tema de las energías renovables es lo que nos llama a competir, desarrollar nuevas tecnologías con energías no convencionales”, sostiene Germán Ugalde, capitán del equipo.

Su objetivo no sólo es obtener un buen lugar en la carrera, sino que crear un futuro centro de investigación y desarrollo de estas tecnologías y sobre energías renovables. Para apoyarlos el contacto es equipopucv@gmail.com.

Antucar

El equipo de la Universidad de la Frontera (UFRO) apuesta por construir el auto más  económico de la competencia. Con un costo aproximado de 25 millones de pesos pretenden lograr un vehículo que alcance los 70km/h para llegar con él “en una posición respetada”, asegura Juan Pablo Cifuentes, el capitán del equipo que ya reúne 40 personas, entre profesores y estudiantes de ingeniería mecánica, industrial, eléctrica y comercial.

El Antucar -algo así como “auto de sol”- debe estar terminado en agosto para tener tiempo de probarlo antes de la carrera de fines de septiembre. El grupo comenzará una campaña en busca de financiamiento en un mes más. Ofrecen grabar el nombre de cada persona que aporte dinero en el auto.

Apolo

El grupo de la Universidad de Santiago (Usach) apuesta por la utilización de materiales innovadores en su vehículo. Según cuenta Gonzalo Pacheco, capitán del equipo, utilizarán tela en el fuselaje del Apolo para diferenciarse de la fibra de carbono o vidrio que se utiliza generalmente. “La meta es ganar, es nuestro primer paso para ir a la competencia mundial, ser líder y presentar un diseño innovador”, dice.

El financiamiento no está cubierto 100%, por lo que siguen en conversaciones con auspiciadores, para comenzar con la construcción del vehículo que no debería tardar más de dos semanas.

Para ayudarlos contáctelos a través de su página www.equipoapolo.cl

Antü-Nekul

El grupo de la Universidad de Concepción (UdeC) está casi asegurado con el financiamiento de su vehículo, el Antü-Nekul (corredor del sol, en Mapudungun).

El proyecto pretende alcanzar los 120km/h (70km/h promedio) y su objetivo, según explica Gabriel Martínez, vocero del grupo, es terminar la carrera, pues “en muchas competencias son varios los vehículos que ni siquiera llegan a la meta”.

El equipo ganó una de las becas que otorga la organización y estiman terminar la construcción del Antü-Nekul en junio. Los detalles de su proyecto están en dasudec.cl y puede contactarlos al dasudec@gmail.com.

Inti Kallpa

Es el proyecto de la Universidad de La Serena, uno de los ganadores de la beca de la organización. Significa “energía del sol”, en quechua. Será construido por  un equipo multidisciplinario de alumnos de la casa de estudios y trabajadores de la minera Los Pelambres y tiene un costo de 55 millones de pesos.

La Hora