Acuerdos.cl

Menú

Síguenos:

Medio Ambiente /La Capital

/La Capital

“30-30-30″ : Los factores que se conjugaron para desencadenar el violento incendio en Valparaíso

Hace unos dos meses, Bomberos alertó a las autoridades sobre ocho puntos críticos en la comuna de Valparaíso donde, dadas las condiciones, sería probable que se iniciara un incendio de grandes proporciones. Uno de esos puntos era Laguna Verde, donde en la tarde de este lunes los pronósticos se hicieron realidad y el fuego consumió más de cien viviendas y dejó 19 lesionados.

Según comentó el tercer comandante del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso, Patricio Lara, pasadas las 15:00 horas de ayer, los termómetros marcaban temperaturas superiores a los 27 grados Celsius, el viento soplaba a 33 nudos (61 kilómetros por hora), y se registraba 31% de humedad en el ambiente. Las condiciones climáticas estaban óptimas para la propagación del fuego: la combinación “30-30-30″ estaba provocando sus efectos.

Se trata de un concepto usado entre los expertos para llamar a la combinación de factores climáticos que aumenta las probabilidades de un incendio forestal. Esto consiste en 30 grados de temperatura, más de 30 nudos de velocidad del viento y menos de 30% de humedad en el ambiente.

“Eso ayudó a que el incendio que partió en un fundo se propagara rápidamente por el tipo de vegetación que había que era principalmente eucalipto y desecho del mismo. Ese mismo viento y las condiciones climáticas hicieron que ese incendio forestal se propagara rápidamente en una gran extensión”, explica Lara.

Ante estas condiciones, el foco iniciado en Laguna Verde se expandió rápidamente hacia la zona alta de Valparaíso, donde se encontró con pastizales secos, plantaciones forestales y amplios asentamientos de viviendas irregulares.

Mientras las condiciones para la propagación de incendios era la óptima, las del combate de éstos no. Otros ocho incendios forestales en la región ya estaban utilizando una gran cantidad de recursos de Conaf y Onemi, lo que hizo que éstos resultaran escasos ante el siniestro de Valparaíso.

“Normalmente cuando ocurren este tipo de incendios que parten en el sector forestal netamente rural actúa el apoyo aéreo que tiene Conaf dispuesto en la zona.Pero había otro incendio en la comuna de Santo Domingo y todos esos recursos aéreos estaban desplazados en ese sector, por lo tanto no se tuvo un apoyo aéreo adecuado los primeros minutos de la emergencia”, asegura el tercer comandante de Bomberos.

A eso se suma que la parte inferior de la población Puertas Negras no contaba con grifos, “por lo tanto hubo que hacer además un convoy desde la parte superior o de la avenida principal para poder llegar con suministro de agua a los carros que estaban atacando la parte inferior donde estaban las casas que se vieron afectadas”, añade Lara.

Para estas labores contaron con la ayuda de camiones aljibe dispuestos por la sanitaria Esval, con los cuales, en conjunto con Bomberos, crearon un sistema de abastecimiento. Éste consistió en piscinas de 10 mil litros desde las cuales carros bombearon agua a través de sus mangueras hacia otros carros ubicados en la parte inferior del incendio.

En tanto, los asentamientos irregulares no hicieron más fácil la tarea. Al no haber accesos viales formales, el acceso de Bomberos se vio dificultado. “Eso supeditado a que en ese sector estaban las quebradas que se vieron afectadas por el fuego y la gran cantidad de basura que normalmente y lamentablemente en las quebradas de Valparaíso es un común denominador”, indicó Lara.

A pesar de lo anterior, el tercer comandante de Bomberos de Valparaíso aseguró que a la media noche de ayer se controló en un 100% la afectación del fuego a las viviendas, y que durante esta jornada se trabaja en lo que queda del incendio forestal en los cerros y quebradas de la comuna.

Fuente: Emol.com