Acuerdos.cl

Menú

Síguenos:

Medio Ambiente laura z

A un año del asesinato de Berta Cáceres: hija de la activista denuncia impunidad intelectual

Familiares de la hondureña Berta Cáceres y un grupo de organizaciones ambientalistas homenajearon este jueves en Madrid la figura de la activista, cuando se cumple un año de su asesinato, del que todavía no se ha detenido a las autores intelectuales, según denuncian.

En un acto celebrado en el Ayuntamiento de Madrid, la hija de Cáceres, Laura Zúñiga, afirmó que el mensaje que se buscaba con el asesinato de su madre era el de que “si te intentas enfrentar a los intereses políticos y económicos, te van a matar”.

Berta Cáceres fue asesinada el 3 de marzo de 2016, después de recibir amenazas contra su vida por sus protestas contra la construcción de cuatro presas hidroeléctricas junto al río Gualcarque (oeste de Honduras).

“Una año después del asesinato de Berta, lo único que queremos es justicia”, explicó Zúñiga, quien inició su gira por España hace una semana, con el fin de poder recordar la figura de su madre y “luchar contra la impunidad de su asesinato”.

La hija de la activista lamentó que

Según explicó, el Ejecutivo hondureño considera que la acción activista en el país es un “acto terrorista”, algo que les impide llevar a cabo protestas con libertad.

En esta cuestión coincidió también Ramiro Bermúdez, miembro COPINH (Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras) -organización a la que también pertenecía Cáceres-, quien añadió que tras el asesinato de la ambientalista, la situación “se ha agudizado”.

“Ahora surgen instrumentos para acallar la voz de la organizaciones y siguen muriendo activistas”, detalló.

Para Bermúdez, lo que se perseguía con el asesinato de Cáceres era “asesinar el proceso”, aunque, según afirmó, “las comunidades siempre van a estar ahí”.

En el acto participaron también miembros del Gobierno municipal de Madrid, que mostraron su apoyo a las familias y explicaron cuáles son las medidas de refugio para los defensores de los Derechos Humanos con las que cuenta la capital.

Tal y como destaca el informe de Oxfam sobre “hechos y circunstancias alrededor del asesinato de Berta Cáceres”, la activista denunció un “modelo fraudulento” que afectaría a cerca de medio centenar de proyectos hidroeléctricos y que no contaban con el consentimiento de los pueblos indígenas allí asentados.

En la actualidad, ocho personas están encarceladas en Honduras como autores materiales del crimen, sin embargo, todavía no se ha encontrado a los autores intelectuales del mismo.

Fuente: Terra.