Acuerdos.cl

Menú

Síguenos:

Flora y Fauna /cienciasdejoseleg.blogspot.com

/cienciasdejoseleg.blogspot.com

Cada año se pierden 7 millones de hectáreas de bosque tropical

Entre el 2000 y el 2010 se desaprovecharon en todo el mundo siete millones de hectáreas de bosques tropicales al año, principalmente por la conversión de tierras forestales en terrenos agrícolas, según el informe bianual sobre el estado mundial de los bosques publicado este lunes por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

De acuerdo con el informe, la pérdida de bosques en la región de clima tropical fue similar al aumento de la superficie agrícola (6 millones de hectáreas anuales) en ese periodo.

Si hasta finales del siglo XIX –explicó el informe- la deforestación predominaba en la región de clima templado, actualmente es mayor en la de clima tropical, mientras que la superficie forestal se ha incrementado en la templada y apenas ha cambiado en las de clima boreal (subártico) y subtropical.

Según la FAO, a nivel global la deforestación en las zonas tropicales y subtropicales correspondió a la agricultura comercial a gran escala, es decir, en un 40 por ciento de los casos; a la agricultura de subsistencia local un 33 por ciento; las infraestructuras el 10 por ciento; la expansión urbana el 10 por ciento y la minería el 7 por ciento.

Entre el 2000 y el 2010, los países de ingresos altos registraron un incremento general de la superficie forestal, mientras que los países de ingresos medios y bajos mostraron reducciones en ese ámbito.

Las zonas más afectadas se localizaron en los países de bajos ingresos, donde crecen las poblaciones rurales, principalmente en América Latina (donde la agricultura comercial está detrás del 70 por ciento de su deforestación), África subsahariana (más deforestada por la agricultura a pequeña escala) y Asia meridional y sudoriental.

En la región del río Amazonas, por ejemplo, el pastoreo extensivo, el cultivo de soja y las plantaciones de palma de aceite han motivado la pérdida de bosques desde 1990. Además que el cultivo de palma también está sustituyendo grandes superficies de bosque natural en el Sudeste Asiático, agregó el informe.

Otros factores que afectan a la conversión de los bosques son el crecimiento de la población, los cambios en los hábitos alimentarios, el desarrollo agrícola, la tenencia de las tierras y la gestión de los cambios en el uso de esos terrenos.

El estudio también destacó cómo las normas influyen a menudo en los resultados de las políticas forestales, especialmente cuando no están bien orientadas, ya que se aplican de forma insuficiente o no se ajustan a las necesidades de las partes interesadas.

De acuerdo con la FAO, tras analizar las políticas nacionales de 35 países, poco menos de la mitad de ellos abordaban explícitamente el cambio del uso de la tierra del bosque a la agricultura, y viceversa.

Las pérdidas de bosques son mayores en los países de ingresos bajos cuando las inversiones forestales y agrícolas son relativamente bajas, según el estudio, que además recomendó incluir salvaguardias sociales y medioambientales en los planes destinados a incentivar las inversiones.

Así mismo, llamó a ordenar el territorio de forma integrada e incluir en el marco institucional, junto a los órganos gubernamentales, a organizaciones de la sociedad civil y el sector privado para mejorar la gestión del cambio del uso de la tierra.

Para cumplir la agenda de desarrollo sostenible estipulada por la ONU para 2030, la organización destacó la contribución de la gestión forestal para la erradicación de la pobreza, la protección de los ecosistemas relacionados con el agua, el acceso a la energía sostenible y la lucha contra el cambio climático.

Fuente: El Tiempo