Acuerdos.cl

Menú

Síguenos:

Cambio climático /cafebabel.co.uk

/cafebabel.co.uk

Conoce las tres vías de la ONU para negociar un pacto del clima en París

La Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) decidió abrir tres vías de negociación paralelas para facilitar el acuerdo global de lucha contra el cambio climático que los países pretenden adoptar en la Cumbre del Clima (COP21) que se celebrará en diciembre en París

Así lo anunció su secretaria general, Christiana Figueres,en la previa a la reanudación oficial de las negociaciones climáticas en la reunión que se celebra del 1 al 11 de junio en Bonn.

La ONU ya cuenta con un borrador de acuerdo de París, aprobado por los países en febrero, traducido a todos los idiomas oficiales de Naciones Unidas, pues un requisito fundamental en su burocracia para la rúbrica de un tratado en una cumbre es que seis meses antes exista un texto base del mismo.

El documento actual, no obstante, posee 86 páginas y 1.234 paréntesis con distintas opciones que hay que ir concretando.

Para acelerar el proceso de “limpieza” de ese texto Figueres avanzó que en Bonn dividirán su contenido en tres documentos, y que la labor de los negociadores allí consistirá en ir sacando párrafos de la matriz y distribuyéndolos en tres “productos”.

Uno de ellos el acuerdo de París en sí, es decir, el texto legal que los países van a firmar bajo el paraguas de Naciones Unidas y que sustituirá al Protocolo de Kioto, con la salvedad de que pretende incluir a todos los países.

Sobre el mismo dijo que no será muy extenso y que sigue sin concretarse si será o no jurídicamente vinculante, aunque tampoco lo ha descartado.

El segundo “producto” será “La Decisión de París”, un documento acordado en la cumbre de diciembre, al margen del protocolo, tratado o acuerdo internacional antes mencionado pero complementario del mismo.

“La Decisión de París” será la encargada de desarrollar todos los aspectos técnicos del pacto global para el clima, que entraría en vigor en 2020, cómo por ejemplo cuales serían los periodos de cumplimiento o cómo se articularían mecanismos transparentes de revisión para asegurar que los países hacen lo prometido.

La tercera vía de negociación sacará del texto todo lo que haya que discutir previo a que entre en vigor el tratado en 2020, desde las promesas de reducción de emisiones anteriores a esa fecha hasta cómo involucrar al sector privado en la lucha contra el calentamiento.

Figueres reconoció la “complejidad” de las negociaciones, si bien enfatizó “que no hay que extrañarse, ya que el alcance de lo que hay sobre la mesa es mucho mayor” de lo que hubo en la fallida Cumbre de Copenhague.

Consultad por sus expectativas de resultados, Figueres dijo que “será el principio de un proceso que nos permita restaurar el balance ecológico del planeta a finales de siglo, de manera que para esas fechas no emitamos más de lo que la Tierra pueda absorber”.

“El acuerdo de París abrirá una ruta, forzará a los países a establecer planes para la descarbonización de sus economías a mediados de siglo y establecerá transferencias financieras y tecnológicas para que los países en desarrollo se adapten al cambio climático y puedan desacoplar el crecimiento del incremento de emisiones de gases de efecto invernadero”, agregó.

La secretaria del CMNUCC admitió que el texto que saldrá de la COP21, no será suficiente en sí mismo para que la temperatura del planeta no aumente más de dos grados, límite fijado por la ciencia para que las consecuencias del cambio climático no sean catastróficas.

Respecto a las contribuciones de los países al acuerdo de París, sostuvo que Canadá presentará la suya a finales de junio, Australia a mediados de julio y que China lo hará en algún momento del verano.

Por otro la personera señaló que no sabe cuándo procederán otros dos grandes países emisores pendientes de entrega: Brasil e India (el resto de las principales economías los han presentando ya), y se ha mostrado abierta a recibir contribuciones fuera del plazo fijado, que expira el 1 de octubre.

Fuente: La Vanguardia