Acuerdos.cl

Menú

Síguenos:

Ciudadanía carnaval

Santiago es Carnaval: Este domingo la cultura se toma la capital

Carros alegóricos, danza y música en vivo. Una enorme puesta en escena en la que participarán más de 3 mil personas. Un carnaval primaveral con todas sus letras, es lo que este domingo coronará dos meses de actividades en el marco del festival Santiago es mío.

Al igual que en su versión 2016, que convocó a más de 15 mil personas, este año el festival Santiago es mío ha recorrido las diversas comunas de la Región Metropolitana, llevando conciertos, obras de teatro y talleres artísticos a 16 municipios. En total, más de 60 artistas han recorrido los centros culturales de comunas tan diversas como Cerro Navia, La Granja, San Joaquín, La Reina, Paine, Quinta Normal, y Recoleta, entre muchas otras.

El festival está enmarcado en un programa emblemático de la Intendencia Metropolitana, que comparte su nombre, contempla dos años de duración, y que está siendo ejecutado por el Consejo de la Cultura de la Región Metropolitana. Entre sus objetivos se encuentra visibilizar rasgos identitarios y de carácter patrimonial de las 52 comunas de la Región Metropolitana, a través del arte y la cultura.

Apropiarse del espacio público para combatir el centralismo

Es sabido que la cultura, al igual que un sinnúmero de otras aristas de la vida en Chile, está predominantemente centralizada en torno a Santiago. Y dentro de la misma ciudad de Santiago, también existe un centralismo que lleva a que la mayor parte de la actividad cultural de la región se concentre en un grupo de comunas, en desmedro de otros municipios que, por razones económicas o geográficas, quedan apartados del acceso a la cultura.

El acceso al arte está en directa relación con el desarrollo humano de las sociedades, en tanto conduce al desarrollo de sensibilidades e inquietudes intelectuales en los individuos. Exponer a las personas al arte contribuye a más y mejores valores ciudadanos, una mayor apertura al mundo y, junto con ello, un fortalecimiento de actitudes de tolerancia y respeto.

La falta de instancias y espacios de cultura, por el contrario, conducen a una privación de los sectores más populares, con consecuencias negativas a nivel de desarrollo identitario, que llevan a la cultura a encerrarse en torno a una elite minoritaria.

Como una forma de combatir esta centralización a través del empoderamiento de las comunas, es que Santiago es mío ha trabajado durante dos años en la realización de talleres en la creación de redes de asociatividad de los centros culturales de diversas comunas.

Una de las principales estrategias utilizadas por la Intendencia, en este caso, ha sido la de fomentar la apropiación de los espacios públicos para hacer cultura. El valor de esto está en que, a través de la cultura y el arte, los vecinos pueden aprovechar el espacio público, dándole un uso distinto al que se les asigna habitualmente, adueñándose de él en el proceso.

En palabras de los académicos del Departamento de Psicología Social de la Universitat de Barcelona, Enric Pol Urrútia y Tomeu Vidal Moranta:

“A través de la acción sobre el entorno, las personas, los grupos y las colectividades transforman el espacio, dejando en él su ‘huella’, es decir, señales y marcas cargadas simbólicamente. Mediante la acción, la persona incorpora el entorno en sus procesos cognitivos y afectivos de manera activa y actualizada. Las acciones dotan al espacio de significado individual y social”.

Conversamos con Horacio Videla, destacado actor chileno y director artístico de Santiago es Carnaval. En su experiencia como director de la compañía de teatro Onirus, Videla cuenta con una vasta experiencia en la realización de obras de teatro en espacios públicos, tanto dentro como fuera de Santiago.

“La utilización del espacio público para el arte y la cultura, naturalmente, tiene un segundo valor: estamos generando arte en un territorio que normalmente está puesto para el trabajo y la obligación, y aquí lo tenemos para la celebración y para el encuentro, para reconocernos.”

La imagen de Violeta Parra

La prolífica obra artística de Violeta Parra, sumada a su trabajo investigativo y su impacto histórico, la han hecho merecedora de una valoración transversal en Chile y en el mundo. Por ello, en el marco de los cien años de su natalicio, Santiago es Carnaval se sumará a las celebraciones, centrando el carnaval en torno a su figura.

“La idea fue hacer que los vecinos participantes se inspiraran libremente en Violeta Parra. No queríamos que ellos sintieran que tenían que cumplir con una obligación. Muchas personas piensan en su propia identidad y se imaginan, no sé, que si eres de Curacaví tienes que sí o sí poner la chicha, o si eres de Talagante tienes que poner la micro… La idea era que el festival no se pusiera muy Sernatur (risas). La identidad puede tener muchas miradas y cada año podría haber una mirada distinta”.

Uno de los ejes fundamentales, nos explica Horacio, es empoderar a los vecinos a crear con libertad, alejados de los criterios de especialistas y académicos. La idea es que todas las expresiones nazcan de ellos, de los vecinos.

El desfile estará compuesto por los carros alegóricos de 50 comunas (todas, menos dos que no participarán), más un carro alegórico en el que irán cuatro guitarroneros tocando junto a la artista nacional “La Chinganera” Fabiola González. Junto a ellos, marcharán más de 30 comparsas carnavaleras de batucadas, tinkus y murgas, entre otras expresiones populares, que en total contabilizarán más de 1800 bailarines.

Fuente: El Definido